Visitas culturales y ocio

 Ribadesella

  • Ruta histórica del puerto de Ribadesella. Se trata de seis murales en los que se halla condensada la historia de Ribadesella en lo que concierne a su tradición portuaria, a través de las viñetas del humorista Antonio Mingote, realizadas bajo el guión del historiador local José Antonio Silva Sastre y plasmadas en soporte cerámico por Francisco Muñiz. La explotación didáctica del recurso puede hacerse desde el punto de vista histórico, de la educación plástica y visual o el cómic.
  • Cueva de Tito Bustillo y Centro de Arte Rupestre. El Aula emplea distintos recursos didácticos para ofrecer al visitante una visión de conjunto de la Prehistoria asturiana, desde los primeros momentos de la presencia del hombre en la región hasta la aparición de la metalurgia (Edad de los Metales): grandes paneles gráficos y, también, vitrinas con distintas piezas arqueológicas provenientes de varios yacimientos asturianos, entre ellos el de la propia cueva de Tito Bustillo.
  • La Cuevona de Cuevas del Agua. La Cuevona de Cuevas es una gran cavidad natural que tiene la particularidad de servir como única vía de comunicación con el exterior a este pequeño pueblo situado entre el río y la montaña. Como si de un túnel se tratara, la carretera se introduce dentro de la montaña, acompañada en su recorrido por un pequeño arroyo, dejando al conductor atónito frente a la espectacularidad de las formaciones que va contemplando a través del cristal de su vehículo.


    Museo del Jurásico de Asturias, Colunga

    •  El Muja muestra la vida desde sus inicios hasta la aparición del ser humano y ofrece una amplia información sobre los distintos aspectos de la vida de los dinosaurios, a través de las huellas que hoy se conservan en la costa asturiana que va desde Gijón a Ribadesella.

    Cangas de Onís.

    •   Aula del Reino de Asturias.  podremos hacer un recorrido por toda la historia de la monarquía, deteniéndose especialmente en los Reyes que tuvieron su corte en Cangas de Onís. Con paneles explicativos, material audiovisual y una maqueta virtual se explica al visitante el alcance y la importancia que tuvo la monarquía Asturiana en la historia de España. Podremos contemplar una exposición de objetos de la época.
    • Dolmen de la capilla de Santa Cruz. Este recurso permite testimoniar la presencia de sociedades neolíticas, agricultoras y ganaderas, en los valles orientales de Asturias en torno al 3.000 A.c., así como observar la superposición de ritos religiosos o creencias a lo largo de la historia de la humanidad.
    • Puente romano. Es uno de los símbolos más representativos de la región. Monumento Histórico-Artístico desde 1931. El actual puente puede ser el resultado de la reconstrucción de otro anterior de fundación romana.Con cinco arcos, tres apuntados.Del central cuelga una reproducción de la Cruz de la Victoria.


Llanes

  • Paseo de San Pedro. En lo alto de la muralla defensiva y totalmente verde. Creo que ahí reside su principal encanto. No es fácil pasear en la línea del mar azul sobre una alfombra verde de césped natural. Las vistas que se pueden disfrutar desde ahí arriba, paseando o sentándose en un banco, son de esas que jamás se olvidan. Con Llanes al fondo y con la playa debajo. De esos sitios únicos para perderse y olvidarse del mundanal ruido. Aunque sólo sea por un breve instante.
  • Los Cubos de la Memoria. Están en una cala justo al lado del Fuerte de la Moría y del Puerto de la villa marinera de Llanes. Las mejores panorámicas de estos cubos se obtienen por un lado desde el mirador de San Pedro, que se ubica en el mismo Paseo de San Pedro o desde el mirador del Fuerte de la Moría que es donde mejores vistas se tienen de estos cubos. Fueron realizados por Agustín Ibarrola en el puerto de Llanes, y desde los mismos cubos se puede ver la memoria del artista, del territorio y del arte.
  • Puerto de Llanes. La villa de Llanes siempre ha estado unida a lo largo de la historia a su actividad marinera. Se tiene conocimiento que desde los siglos XV al XVIII se practicaba la pesca de altura y bajura, también se comercializaba la sal y existían caladeros de pescado donde se podían encontrar diferentes especies como: Sardina, merluza, congrio, ballena, besugo o caballa.Después a finales del siglo XIX se convirtió en un reconocido puerto comercial, pero ya hasta el año 1900 no se creó un espigón en línea recta y ya finalmente en el año 1991 que se crearon 2 escolleras de bloques de hormigón en el espigón .En la actualidad se está fraguando un proyecto para adaptarse a las necesidades turísticas y crear un novedoso puerto deportivo.
  • Bufones de Llanes. La costa de Llanes esta formada por acantilados de roca caliza que el mar y el paso del tiempo ha ido moldeando de varias maneras formando en algunas partes lo que se llaman "bufones", agujeros en el acantilado que se comunican con el mar y que en días de mala mar y marea alta expulsan al exterior chorros de agua como si fueran un geiser. Los días de temporal es todo un espectáculo ver el mar enfurecido rugiendo y batiendo esta costa. Hay bufones en Llames de Pria, en Vidiago en Cuevas del Mar , Buelba, Ballota y repartidos por toda la costa llanisca.


Arenas de Cabrales

  •   Cueva-Exposición Queso Cabrales. Es una exposición en la que se da a conocer el presente y el pasado del queso de Cabrales mediante visitas guiadas que duran aproximadamente 45 minutos. Los visitantes descubrirán toda la historia del queso de Cabrales. Un viaje de largo recorrido por los usos y costumbres de toda una comunidad, y por una de sus inimitables aficiones queseras. Una afición, a la vez fundamento de toda una economía local, que queda maravillosamente representada en una cueva natural, con el emboltorio colorista de la sociología cabraliega.
  • Mirador de Camarmeña. Entre montañas rocosas, aparentemente ajena al trasiego constante de turistas, aparece pétrea y encantadora la aldea de Camarmeña, en Carreña. A priori parece inhóspita, pero en las casas que se encaraman en la ladera habitan algo más de una docena de personas. Se accede por una vía estrechísima, que en coche da vértigo y a pie sofoca por sus curvas cerradas y sus cuestas casi verticales, eso sí, el mirador regala unas vistas increíbles al Naranjo de Bulnes (2.450 metros).
  • Ruta´l Quesu y la Sidra. La visita se compone de dos partes: la excursión (aprox. 2 horas) y la espicha (aprox. 2 horas) . La Quesería: visita a la quesería de J. A. Bueno y explicación de la elaboración del Quesu de Cabrales. La Quintana: elementos y organización del hábitat rural asturiano. La Ería: la gestión colectiva de las tierras de labor. El Monte Comunal: el pastoreo en los puertos del Cuera y los Picos de Europa. La Cueva'l Quesu: visita a la cueva de los Sotámbanos para explicar la maduración del Quesu de Cabrales. La Pumarada: el cultivo y las variedades de la manzana de sidra asturiana. El Llagar: visita al llagar de la Casería de Pamirandi para explicar el método de elaboración artesanal de la sidra asturiana. La Espicha: Y para finalizar una típica espicha asturiana.
  • Sotres. Subir a Sotres es un ejercicio básico para los amantes del paisaje y para los excursionistas y montañeros que encuentran es esta aldea el lugar idóneo para iniciar rutas y escaladas, no en vano, nos encontramos a 1.050 metros de altitud. Aquí arriba podemos disfrutar de una jornada contemplativa, sentándonos a respirar aire puro, recreándonos con su espíritu ganadero y alpino y, sobre todo, disfrutando de una calma y quietud difícil de encontrar. Si seguimos la carretera un par de kilómetros más arriba, dirección al vecino pueblo de Tresviso, nos topamos con una auténtica majada de pastores, cabañas en estado puro desde las que visionamos una maravillosa panorámica, si el día lo permite, del pueblo de Sotres y de las montañas que lo circundan.

Haz el desdenso del río Sella con nosotros

Reservando online del descenso del Sella, 10% de descuento