Blog hotel

Nos vamos de fiesta


Se acerca el buen tiempo, y el mejor anuncio de ello son las Fiestas; Muy típicas en Asturias, es una fiesta popular de una localidad o de un barrio de una ciudad, asociada a veces a algún santo patrón y a la noche, como en el caso de la conocida verbena de San Juan en el solsticio de verano. En su modelo tradicional se celebran en grandes fincas, al aire libre, con barracas, puestos de comida y sidra… suelen contar con orquesta, concursos, juegos para niños… etc. La celebración varía según la parroquia, se realizan cada año convirtiéndose en unas jornadas de socialización, tratando de recuperar por unos días el espíritu comunitario de antaño y sobre todo disfrutar de unos días con un ambiente muy festivo donde nunca falta la buena comida y la sidra.
Las fiestas son muy diversas y se extienden por toda la geografía asturiana. Son el resultado del trabajo y esfuerzo de las asociaciones de vecinos y comisiones de festejos que las organizan durante todo un año, y que, normalmente con bajos presupuestos, organizan grandes eventos con actividades, actuaciones musicales, fuegos artificiales, concursos para grandes y pequeños…y todo lo que alcance su imaginación.
Son, sin duda, un atractivo para la región tanto para vecinos como para los visitantes.

El calendario de fiestas es variado e incluye Fiestas de interés Turístico Internacional, Nacional y Regional, que dan pie a que a veces el visitante pueda ir por Asturias de fiesta en fiesta, o como decimos aquí, de folixa en folixa. 

Hay muchas, pero las siguientes destacan por estar declaradas de Interés Turístico:

El Aquasella

Es un festival de música electrónica que se celebra cada año en Arriondas, se ha convertido con el paso de los años en un referente internacional dentro de los festivales de música electrónica y cuenta con artistas invitados de fama internacional como Carl Cox, Sven Väth, Ben Sims, Óscar Mulero, Technasia, Eric Sneo o Luciano entre otros muchos.
El recinto del festival está compuesto por 3 escenarios, zona de acampada, aparcamiento, servicios, duchas y puestos de comida y bebida dentro del recinto. Cada escenario tiene un estilo de música distinto: Barceló Open Air (escenario principal), Zona Carlsberg (música house y tech house) y El Bosque Encantado (música electro, rock, nu rave y música disco).
La fecha del festival casi siempre coincidía con el Descenso Internacional del Sella que se celebra anualmente entre Arriondas y Ribadesella, aunque a partir de la 19 edición de 2015, se celebra en fechas diferente, Este año se realizara el 22 y 23 de Julio y se espera recibir a más de 20.000 asistentes durante el fin de semana.

Pueblos de Asturias, tercera parte

Continuando el recorrido, hay un pueblo que por sus sinfín de encantos no podemos dejar de nombrar

LLANES

Es un concejo de la Comunidad Autónoma del Principado de Asturias, situado en el norte de España. Limita al norte con el mar Cantábrico, al sur con Onís, Cabrales, Peñamellera Alta y Peñamellera Baja, al este con Ribadedeva y al oeste con Cangas de Onís y Ribadesella. Se extiende cerca de 30 km a lo largo de la costa en el extremo oriental de la región. Cuenta con una población de 13960 habitantes

Las vías de acceso son A-8; autovía del Cantábrico: Baamonde - Gijón - Llanes - Torrelavega - Solares - Bilbao - San Sebastián N-634: San Sebastián - Bilbao - Solares - Llanes - Oviedo - Luarca - Ribadeo - Baamonde - La Coruña AS-263; carretera Ribadesella-Llanes: Ribadesella - Nueva - Posada de Llanes - Celorio - Llanes

 

El escudo de armas del concejo asturiano de Llanes está basado en el que utilizaba desde tiempos inmemoriales, tal y como aparece en una obra publicada en 1580. En 1956 el Ayuntamiento decidió adoptar de modo oficial las armas que hasta entonces había utilizado. El proyecto fue aprobado por la Real Academia de Historia en su junta del 19 de octubre de 1956, se publicó en el Boletín nº CXLIII del año 1958. Siendo legalizado por Decreto del Ministerio de Gobierno del 31 de mayo de 1957 y publicado en el B.O.E

Su economía está basada en el sector terciario, destacando el potente sector servicios que sólo en temporada de verano ocupa a un gran número de habitantes, no en vano se considera a Llanes como una de las capitales turísticas de Asturias. La economía del sector está basada también en la agricultura, ganadería y la pesca, generando ésta una pequeña industria de conservas y salazones.

La Villa de Llanes, monumental y marinera, cuenta con un gran número de lugares de interés. Destacan su casco antiguo declarado Conjunto Histórico-Artístico; el puerto, donde se encuentra la obra “Los Cubos de la Memoria”, creación del artista vasco Agustín Ibarrola, la obra la componen las pinturas sobre los cubos, que se mezclan en armonía rompiendo las aristas y trazando nuevos juegos de formas al unir los cubos por medio de colores, creando volúmenes y superpies nuevas a través de un lenguaje plástico no figurativo.

 



Es una obra de gran belleza destinada a la contemplación armónica de sus formas y colores que cambian a cada momento con la luz, el agua... cubriendo y descubriendo elementos y símbolos como los ojos y los peces.

Cuenta Llanes con varios paseos que discurren por diversos puntos de interés de la Villa. El Paseo de San Pedro data del año 1847, se trata de un paseo de césped que bordeando los acantilados sobre el mar permite disfrutar de una hermosa panorámica de la villa y la costa llanisca. Fue construido en el siglo XIX, más concretamente en el año 1847, con la idea de proporcionar un lugar de recreo al vecindario. La obra se último en buena parte con la llegada de capitales de emigrantes indianos. Está claro que la elección del lugar fue idónea, pues además de cumplir estrictamente con su papel de esparcimiento, es hoy en día uno de los mayores reclamos turísticos de la localidad. Otras de sus virtudes son servir de escenario al romanticismo, a la nostalgia, a la contemplación ensimismada y a la calma. Lejos queda su ruda misión como atalaya defensiva contra el enemigo o como lugar estratégico para el avistamiento de ballenas.

Otro de los paseos es El Paseo de San Antón que comenzando junto al puerto nos acerca hasta la playa de Puerto Chico y enlazando con la Senda de Toró finaliza el recorrido en la Playa del mismo nombre. O la Senda Fluvial del Río Carroceu, que une Llanes, pasando por La Portilla, con el vecino pueblo de Pancar

Desde el punto medieval, son cuatro los puntos de interés que nos ofrece la villa de Llanes. Se trata de la iglesia de Santa María del Concejo, la Capilla de la Magdalena, las murallas y el Torreón. Alejado unos kilómetros hacia el oeste, pero dentro del Concejo de Llanes, obligadamente visitaremos la iglesia del monasterio de San Antolín de Bedón.

La iglesia de Santa María del Concejo es el actual templo principal de Llanes y sustituiría a la capilla de La Magdalena como templo parroquial, coincidiendo con el crecimiento demográfico experimentado a partir del siglo XIIII.

 

El templo se estructura en planta basilical de tres naves y tres ábsides y cubierta con bóveda de crucería y estrellada. En el muro Norte se abre la capilla funeraria de Juan Pariente o de la Trinidad, fundada en el siglo XIV, cuenta con dos portadas románicas, fuertemente abocinadas, una torre campanario y un pórtico del siglo XVI que protege a la portada del lado Sur.

La Capilla de la Magdalena situada en la Plaza homónima cerca del puerto, la capilla de la Magdalena es el edificio religioso más antiguo de Llanes y se cree que fue la antigua iglesia parroquial antes de la construcción de la iglesia de Santa María del Concejo.

.
Levantada sobre una planta anterior, datada en el siglo XIII, la Capilla de la Magdalena se encuentra en pleno Casco Histórico de Llanes, y es una de las referencias religiosas y festivas del verano en la Villa marinera, donde los vecinos celebran La Magdalena, en el mes de julio, con una hoguera, la única que se baila en el Oriente de Asturias.

Este ancestral y llamativo rito consiste en que los mozos del pueblo, vestidos de porruanos, cargan con un enorme tronco (hoguera), y bailan de lado a lado de la calle, rodeados por miles de personas.

Torreón de Llanes

Se encuentra situado justo detrás del Casino de Llanes y del Ayuntamiento. El Torreón alberga en la actualidad la Oficina de Turismo, y su construcción se data en las mismas fechas que la construcción de las murallas (siglo XIII) tras el fuero concedido por el rey Alfonso IX.

La estructura de este edificio es la siguiente: planta circular de unos ocho metros de diámetro consta de cinco alturas, apoyadas en conglomerado calizo. La última altura es la azotea almenada, dedicada en otro tiempo a la vigilancia y defensa de la villa. La técnica utilizada en los muros es mampostería, teniendo un trazado desigual y existiendo fragmentos del muro con un grosor de metro y medio, mientras que otras parcelas apenas si tienen un metro de espesor.

Fue restaurada en 1954 abriéndose la actual puerta de acceso en el piso bajo. Es Monumento Nacional desde 1876, siendo uno de los primeros así declarados de Asturias.

Las Murallas de Llanes

Esta construcción de carácter defensivo, tiene forma poligonal, casi cuadrada y alcanzaba un perímetro de 840 metros. La muralla de Llanes, estaba flanqueda por cuatro entradas, una de las cuáles estuvo al pie de La Torre, y recibió el nombre de Puerta del Castillo. En la calle Mayor se encontraba la Puerta de la Villa, punto de acceso para los viajeros que se acercaban a la villa por el centro y occidente. La puerta de Llegar, estaba situada en la calle de Manuel Cué, y era por esta por la que entraban los viajeros que arribaban desde el este. En el extremo contrario de la villa, se hallaba la Puerta de San Nicolás, cerrando así la calle Mayor, eje que articulaba toda la villa de Llanes. Las cuatro puertas no eran los únicos accesos, existían otras puertas menores denominadas portillos.

Se conserva buena parte de su trazado por el lado Norte, como unos trescientos metros de estas murallas, así como parte de la zona Sur, donde se encuentra la Torre, atalaya en la que actualmente se encuentra la oficina de turismo.

Entre otros monumentos cuenta con unos 300 metros de muralla románica, del siglo XIII; la Torre del Castillo, hoy sede de la Oficina de Turismo; la Basílica de Santa María del Conceyu, comenzada a construir a mediados del siglo XII; los palacios de Gaztañaga y de los Duques de Estrada y la antigua casa de Posada Herrera, hoy convertida en Casa 

Llanes es el municipio asturiano que cuenta con un mayor número de playas (más de 30 playas), repartidas a lo largo de los 56 kilómetros que ocupa la línea costera. En cuanto a la variedad, la zona alberga playas para todos los gustos: urbanas y concurridas, naturales y poco visitadas, grandes o pequeñas, abiertas o cerradas, al abrigo o expuestas a los vientos, con río o sin río, de arenas o de cantos, etc.

Todos los años distintas playas del Concejo cuentan con la distinción de Bandera Azul, además de las Playas de Toró (Llanes) y Cámaras- Palombina (Celorio) que ostentan la Q de calidad.

 

En lo que a folclore se refiere, son muchos los bailes que tradicionalmente acompañan estas populares fiestas, aunque de excepcional relevancia es el Pericote, danza ritual de cortejo a la que algunos historiadores otorgan un origen celta, lo que sí es cierto es que nos encontramos ante una de las más antiguas manifestaciones festivas de la península, en el baile intervienen grupos de tres, un hombre y dos mujeres, que danzan a un ritmo de tambor y gaita. El Pericote puede verse en las fiestas de una parte importante de los pueblos del concejo, en alguna de las dos variantes que hoy se muestran.
Sin embargo, el capítulo de bailes que se pueden ver en fiestas y romerías es mucho mayor: la Danza Prima, que en el concejo llanisco tiene variedades características; el Fandango de Pendueles; la Danza de los Arcos de La Guía y la Danza Peregrina de San Roque, la Jota de La Magdalena, el Rodeo de La Magdalena y el Xiringüelu de Naves, son algunas de las danzas y bailes que perviven de tiempos pasados.

Entre lo festivo y lo deportivo se puede encuadrar la disputa del Rallye de Llanes, una de las citas con más solera del Campeonato de España de rallyes de asfalto, que se viene disputande desde hace varias décadas por las carreteras del Oriente de Asturias, por las que se ha visto competir a pilotos destacados como Carlos Sainz, Alberto Hevia, Luis

La Gastronomía de llanes es algo que no podemos dejar de nombrar, la Sierra del Cuera, los valles, el verde y el orbayu son la madre de nuestros quesos. Sus padres son las gentes que con el paso del tiempo han consagrado la tradición quesera, tan variada según zonas y costumbres.

Esta riquísima pluralidad se puede disfrutar de forma conjunta en las tablas de quesos ofrecidas por sidrerías y restaurantes, pero además, se puede conseguir por unidades al peso en los mercados semanales, todavía muy vivos, que tienen lugar en los distintos pueblos de la comarca, y especialmente en Ferias como la Muestra organizada en la villa en Semana Santa, el Certamen de quesos del Oriente de Asturias (1 er. domingo de agosto en Llanes) o la Feria del Campo (3 er. domingo de agosto en Posada). Por otra parte, existen tiendas especializadas en quesos al detalle, que resultan muy cómodas y accesibles si se trata de llevar un buen recuerdo gastronómico.

Por otro lado, el concejo celebra como es normal diversos festejos en honor de sus patrones, pero destaca especialmente La Hoguera (ast. H.oguera), consistente en la tala de un eucalipto del monte y plantación del mismo en el pueblo tras quitarle la corteza. Se celebra en varios pueblos, como Celorio, Balmori, Nueva, Villanueva de Pría o Pancar (donde se realiza todo el ritual sin otra ayuda que la de los vecinos). También gozan de gran fama la Noche de las Brujas (Las Bruxas) del pueblo de Barro, fiesta muy tradicional y popular en la que está muy presente la mitología asturiana; y la fiesta de la patrona Santa Ana de Naves, gracias a los conciertos gratuitos de intérpretes populares. También destaca La Sacramental de San Juan en Cué, con Las Alfombras de Flores y la gran cohetada, donde cada bando del pueblo compite cada año para ser el mejor.

Los mejores recursos turísticos del oriente y centro de Asturias, y que con seguridad te ayudarán a eligir el Concejo de Llanes como estancia de visita de tus vacaciones.

Pueblos de Asturias, segunda parte

Cualquier época del año es buena para degustar los maravillosos rincones que ofrece el Principado de Asturias. Lugares que atrapan con su encanto. RIBADESELLA es uno de ellos. Es mar, es montaña y es río. Estas son sólo tres de las razones que pueden llevarnos a visitar el paraíso natural que ofrece esta hermosa localidad marinera que nos impregnará de toda la esencia asturiana. Limítrofe al este con Llanes, al sur con Cangas de Onís y Parres, al oeste con Caravia y bañada al norte por el mar Cantábrico, se encuentra a apenas media hora de otros puntos de interés turístico como 'la Santina' o los increíbles lagos en Covadonga.

Fundada por Alfonso X el Sabio. Fue uno de los principales puertos asturianos del siglo XIX. Cuenta con una población de 6.242 habitantes .

    

El escudo del concejo asturiano de Ribadesella tiene por enseña un escudo partido en dos partes.
En el primer cuartel partido, nos muestra una representación de la Cruz Asturiana de la Victoria.
En el segundo cuartel partido, nos representa una embarcación, en recuerdo de aquellos barcos que salían antaño del puerto.
Al timbre corona real, abierta.
Este escudo fue el que representaron para el concejo los historiadores Bellmunt y Canella para la realización de su obra "Asturias", siendo utilizado actualmente por la corporación municipal, con el único cambio de la sustitución de la cartela por lambrequines, estando timbrado todo ello por una corona real abierta.


El concejo  alberga vestigios de la prehistoria como la Cueva de Tito Bustillo, famosa por sus pinturas prehistóricas y por las huellas de dinosaurio, un santuario del arte paleolítico de visita obligada donde podremos ver y sentir cómo vivían los habitantes de la zona hace unos 25.000 años a través de sus pinturas rupestres y grabados.

 

 Una exposición antiquísima pero moderna a su vez ya que no fue hasta 1968 cuando 'El Pozu'l Ramu' fue descubierto por un grupo de espeleólogos entre quienes se encontraba Celestino Bustillo. Desde julio de 2008, la gruta que asoma entre los verdes parajes tras cruzar el Puente del Sella y seguir por la avenida de Tito Bustillo está incluida en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Cerca de ahí encontraremos La Cuevona de Ardines, un lugar en el que merece parar unos minutos y disparar unas fotografías. Pocos kilómetros más adelante también podremos ver La Cuevona de Cuevas del Agua, una carretera dentro de una gruta natural que es la única forma de paso al pueblo de Cuevas y que nos dejará experimentar una manera diferente de conducir.

Otra de las visitas guiadas nos lleva miles de años atrás en un recorrido por las huellas que los dinosaurios dejaron entre los roquedales de la playa de Santa Marina y en los acantilados de Tereñes en la punta L' Pozu donde se pueden apreciar los fósiles de los antiguos reptiles. Por otra parte, dirigiéndonos nueve kilómetros al este, hallamos la 'Ruta de Los Bufones de Pría' sobre la playa de Guadamia, un espectáculo natural para los ojos.

Además brinda sus espectaculares parajes a los esforzados peregrinos que deciden realizar el Camino de Santiago por la costa. Su población de  habitantes se triplica en verano y Semana Santa. Es una villa de tradición pesquera en la que actualmente faenan entre 15 y 20 barcos de pesca de arte menor, aunque la mayoría de los vecinos trabajan en el sector servicios.

Adentrándonos en el casco antiguo de Ribadesella encontramos la plaza del Ayuntamiento, donde se organizan conciertos de soul, blues, góspel o incluso un festival de jazz el último fin de semana de julio. A pocos metros, podemos visitar los murales de la iglesia de Santa María Magdalena, cuyas campanas suenan a diario, a mediodía con el himno de Asturias y la Salve marinera, que repite a las ocho de la tarde.

El centro de la villa acoge cada miércoles el 'Mercau' semanal, que alterna puestos de productos autóctonos con la venta de antigüedades, utensilios, ropa, libros, calzado, flores y artículos de segunda mano. Pero si desea continuar con sus compras y llevar un pedacito de gastronomía asturiana, la tienda Aramburu dispone de una amplia muestra de productos típicos, desde quesos de Cabrales, embutidos de la zona y hasta un amplio surtido de sidras o licores

Esta pequeña localidad asturiana no solo tiene playa, turismo, piraguas, peregrinos, excelente gastronomía, sino también tradicionales celebraciones. Entre las más reconocidas está el mejor Carnaval de la zona, que atrae a cientos de visitantes de los alrededores. La Semana Santa acoge una procesión nocturna y una representación del Vía Crucis, que concluye con el quemado de las cruces. Otra curiosa tradición dentro de esos días de Cuaresma es la espectacular carrera de caballos que organizan en la playa Santa Marina el día de Viernes Santo. Avanzando hacia el verano nos encontramos otra curiosidad. En las fiestas de la Virgen de la Guía, el primer fin de semana de julio, los marineros salen en procesión con la Virgen por la villa, la embarcan cada año en una nave diferente y se hacen a la mar. Decenas de barcos, casi un centenar, acompañan a la imagen hasta alta mar, donde arrojan una corona de flores al agua. Entonces, las embarcaciones empiezan a rolar alrededor de la corona para implorar la bendición de la Señora de la Guía.

Si después de esta pequeña pausa deseamos un turismo más activo el abanico de deportes de aventura es amplio. Hay muchas empresas que ofrecen alternativas para todos los gustos y bolsillos, desde rutas a caballo, quads, senderismo, rafting, paintball, espeleología, motos de agua... También hay sitio para los surferos en la playa de la Vega, pero por encima de todo lo que no nos podemos perder es el tradicional descenso del Sella. el plato fuerte llega el primer sábado después del 2 de agosto con 'Les Piragües', fiesta declarada de interés turístico internacional y nacida a raíz de una idea de Dionisio de La Huerta mientras realizaba una excursión con sus amigos allá por 1929. Desde entonces, arrastran ya 80 ediciones celebrando el día del descenso del Sella

 

El ambiente se deja notar durante toda la semana con el engalanamiento de calles en Arriondas y Ribadesella y se empiezan a ver las monteras piconas, gorro tradicional asturiano, los chalecos, con el escudo de cada municipio por delante y por atrás azul con la cruz de la victoria, y los collares de flores. Se realiza el hermanamiento de ríos cogiendo agua del Sella y arrojándola en diferentes cauces de España cada año. Ese sábado se procede al desfile y después comienza el esperado pregón. Una vez finalizado, el público canta a coro el 'Asturias patria querida' a orillas del río. Miles de voces que ponen la piel de gallina. Entonces, los palistas salen del puente de Arrionadas a las 12:00h. y en poco más de una hora recorren los 19 kilómetros que hay hasta el puente de Ribadesella, donde espera una multitud y se hace la entrega de premios con las autoridades en el podium, una proa que imita al Bergantín Habana, el barco que antiguamente hacía las 'américas' y donde se puede ver un precioso mosaico con el escudo de Ribadesella y una imagen del descenso.

Esta celebración reúne a tanta gente que es necesario habilitar tres zonas de 'camping' en el instituto, en la zona de la mediana y en el Prau San Juan, aunque antiguamente había acampada libre en toda la villa. Cuadrillas de jóvenes que animan la noche riosellana. Para los amantes de la música electrónica se celebra el festival Aquasella en Arriondas. Y que cierra toda una semana de celebración que solo un pueblo tan encantador como  Ribadesella nos puede dar

Pueblos de Asturias, primera parte

Se acerca Semana Santa, se acercan las primeras minis vacaciones del año.  Asturias será  una de las provincias mas visitadas. ¿Porque? porque no solo tenemos calidez al trato, comida casera típica y riquísima, montañas, playas,  sino que tenemos los pueblos más hermosos,  en esta primera parte de nuestro Blog os haremos una detallada descripción de cada uno de ellos y que podreís visitar

CANGAS DE ONIS 

Fue capital del Reino de Asturias hasta el año 774. En esta población se estableció el rey Don Pelayo, y desde aquí emprendió con sus gentes acciones sobre los territorios del norte de España, como único foco de resistencia al poder musulmán, una vez desaparecido el Reino visigodo. En este término municipal tuvo lugar en el año 722 la Batalla de Covadonga, donde Don Pelayo venció a las fuerzas musulmanas y consolidó un poder y prestigio que le permitió permanecer independiente y fundar el primer reino cristiano posterior a la derrota de los visigodos en la Batalla de Guadalete.

 

El concejo de Cangas de Onís limita al norte con Parres y Ribadesella, al este con Onís y Llanes, al oeste con Amieva y Parres y al sur con la provincia de León. El lema que recoge su escudo es "Minima Urbium Máxima Sedium". Cuenta con una población de 6678 habitantes

Su actividad económica se centra en la agricultura y la ganadería, empezando a destacar el turismo rural debido a la belleza de sus paisajes, convirtiéndose en uno de los concejos que mayor número de visitantes recibe en todo el oriente de la región.

Sus principales vías de comunicación son la N-634 que une Oviedo con Santander y otras carreteras comarcales como la AS-114 con dirección entre Cangas de Onís y Panes y la AS-262 con dirección a Covadonga y al Parque Nacional de Picos de Europa. Se encuentra localizada a una distancia de la capital del Principado de 72 kilómetros.

Sus condiciones de altura y orientación le hacen tener distintos tipos de vegetación según va descendiendo su altitud, pasando de los líquenes y plantas alpinas en alturas de 2.500 metros, a matorrales y brezos a los 800 y 1.500 metros, robles, hayas y fresnos en alturas que rondan los 400, y ya por debajo de estas alturas están las vegas de los ríos Sella y Güeña. Los bosques pastizales y matorrales completan su vegetación.

Más de 2.000 hectáreas del concejo forman parte del Parque nacional de los Picos de Europa. Dentro del parque se encuentra el conjunto monumental de Covadonga, donde se inició la Reconquista en el año 722. A 12 kilómetros de Covadonga, se encuentran los llamados lagos de Covadonga (son tres: el Enol, el Ercina y el Bricial, aunque éste sólo tiene agua durante el deshielo), de gran relevancia en el ámbito ciclista. En la capital de Cangas de Onís, se halla el conocido como "Puente Romano", aunque su construcción data en realidad de la Edad Media.

Hay que destacar que Cangas de Onís por ser el lugar elegido por la nueva monarquía asturiana tiene una serie de construcciones regias que comienzan en el siglo VIII.

Destacaremos unos cuantos edificios entre iglesias, palacios y casonas.

 

La iglesia de la Santa Cruz, construida en el 733, se tiene una idea aproximada de como fue, gracias a la documentación que nos llega en el siglo XVI que la describe como una iglesia de tres naves con cripta. Se cree que hubiera podido existir un templo anterior a éste, construido por Favila de Asturias. Su estado actual es una reconstrucción hecha por Luis Menéndez-Pidal y Álvarez, en la posguerra, ya que fue destruida para dejar al descubierto el dolmé,n consta de un pórtico con una columna toscana sobre un alto pedestal, son importantes los relieves de este pedestal y una escalera de acceso que se cierra en el lateral con un muro liso rematado por un campanario. El interior es una capilla rectangular con la cabecera plana y cubierta abovedada, en su cripta está el dolmen. Es Monumento Histórico Artístico.


El puente. Aunque es conocido como el puente romano, su construcción fue durante el reinado de Alfonso XI con su famoso arco peraltado y otros dos arcos menores que son desiguales, este puente bien pudiera ser una reconstrucción de otro anterior, ya que esta zona sufrió una gran romanización. Esta construcción es conocida como el puentón. Es Monumento Histórico Artístico.

  


El palacio de Cortés (Cangas de Onís), del siglo XVIII, de planta rectangular con capilla adosada a un extremo. Su puerta es de arco de medio punto sobre pilastras. El palacio es de dos plantas y una tercera abuhardillada. Su entrada se hace a través de un gran portalón, rematado en arco carpanel que da acceso a un gran zaguán de donde sale una escalera en dos tramos. Destacable el gran alero de madera del edificio.

Iglesia de Santa María o de Arriba.
La iglesia de Santa María. Su primera estructura fue de un templo medieval que fue ampliado por Manuel Martín Rodríguez, siguiendo unas líneas neoclásicas. Sufrió diferentes reformas en el XVIII y quedó dañada en la Guerra Civil. El templo tiene hoy en día planta de cruz latina, tres naves, crucero, y sobre éste una torre. En la cabecera varias dependencias auxiliares. Es de destacar su vistoso campanario de tres pisos escalonado, que decrece en anchura rematado por un frontón triangular. Es conocida en la zona como la iglesia de Arriba aunque su advocación oficial era la de Nuestra Señora de la Asunción.
La Iglesia Parroquial de Santa María del Mercado, sita en el centro de la ciudad, data de mediados del siglo XX.

  


El chalet de Ángel García, es denominado villa María, es de planta rectangular con una torre cuadrada en un lateral, cubierta a cuatro aguas con mirador acristalado. Tiene un gran pórtico con escalera que está precedido por dos gruesas columnas toscanas. En la parte trasera hay unas construcciones auxiliares, típicas de las casas de labranza.
El palacete de Enrique Monasterio, más conocido por villa Monasterio, es de estilo autóctono dentro de la arquitectura indiana, tiene una característica y es que la primera planta está destinada a vivienda, mientras que la planta baja está destinada a tienda. Su fachada principal es de disposición simétrica, cuyo centro lo marca el cuerpo abuhardillado, repartiendo cuatro vanos en cada planta.
Iglesia de Santa Eulalia de Abamia, situada en Abamia, en las cercanías de Corao, es un templo cuyos inicios se remontan a la época visigótica, se da la circunstancia de que en este lugar existía un dolmen, aspecto que comparte con la capilla de la Santa Cruz y otros de la comarca como la iglesia de Mián en Amieva, parece que los dolmenes resultaban atractivos para fijar lugares de culto cristiano. Fue el primer lugar de enterramiento de Don Pelayo y su mujer.

La antigua Audiencia, es el actual ayuntamiento de Cangas de Onís, también es digno de ver, es una obra ecléctica con mezcla clasicista. Tiene un cuerpo central con dos laterales, el principal tiene una escalinata que accede a un pórtico columnado donde está la entrada. y otros monumentos que también puede resultar de interés.

Rutas desde Cangas de Onis

El el concejo de Cangas de Onís y escasos kilómetros de la población podremos acercarnos a un conjunto de pequeñas iglesias del románico rural asturiano como son San María de Villaverde, situada en el valle del rio Guella, La iglesia de Santa María está orientada canónicamente al este y mantiene la estructura del románico popular de la zona: una nave con la cabecera cuadrada.
La portada se estructura en una rosca de medio punto apoyada en jambas de sillar y protegida por un guardapolvo de doble moldura, taqueada la interior y de bolas la exterior. El arco triunfal se estructura en una doble rosca de medio punto, apoyada a cada lado en dos columnas de fueste liso con capiteles y basas esculpidas.La bóveda de la cabecera se decora con pinturas barrocas que representan a Santiago Matamoros, un Crucificado, un santo atado a un santo atado a una cruz en forma de aspa (probablemente San Andrés) y otra escena. Un reticulado de trazos rojos se superpone a estas imágenes. En el remate de la bóveda está representado un gran sol sobre el ojo divino

San Pedro de Cón, situada entre Llano de Con y Mestas de Con,concejo de Cangas de Onís (Asturias, España), es una iglesia del románico popular, de nave única y cabecera cuadrada, hoy abierta por dos arcos de medio punto con impostas, estuvo unida a unos compartimentos laterales desaparecidos.
La cubierta es de madera en la nave y bóveda de arista en el ábside. Como elementos decorativos destacables se conservan las portadas románicas de las fachadas occidental y meridional y el arco de triunfo sobre columnas adosadas. Toda la zona de la cerca se encuentra decorada con pinturas murales del siglo XVIII, constituyendo una de las escasas muestras de arquitectura popular con decoración pictórica anterior al XIX.

Mención especial merece la soberbia iglesia del monasterio de San Pedro de Villanueva, situado a escasos dos kilómetros de Cangas y que muestra una arquitecrura notable con cabecera de tres ábsides, portada y una riqueza escultórica poco común en el románico asturiano.

Los Rios

 

Nuestro concejo está marcado por los ríos. El Sella y el Dobra son nuestras fronteras y el Güeña nos atraviesa, Nace en los Picos de Europa en la Fuente del infierno, en el lugar llamado Jonseya, perteneciente a la localidad y municipio de Oseja de Sajambre (provincia de León) y desemboca en el mar Cantábrico formando la ría de Ribadesella. Tiene una longitud de 66 kilómetros y un caudal medio anual de 18,07 m³/s. Su cuenca tiene una superficie de 1.284 km² .
Atraviesa los concejos de Oseja de Sajambre, Ponga, Amieva, Parres, Cangas de Onís y Ribadesella. Ha sido una importante barrera natural en su comarca y de hecho es frontera en casi todo su recorrido entre estos concejos. Particularmente entre Parres y Cangas de Onís. Esta incomunicación fue parcialmente superada con el Puente romano, que une ambas márgenes en la ciudad de Cangas de Onís.
El Sella puede presumir de ser tadicionalmente uno de los más salmoneros del cantábrico. Otras de sus principales especies son la trucha y el reo. También se pueden encontrar anguilas y lampreas. El río Sella (en asturiano Seya) es un corto río costero del norte de España que desemboca en el mar Cantábrico y discurre por las provincias de León y Asturias.
El río Dobra es un corto río de montaña del norte de España que nace en la parte septentrional de la provincia de León en el Puerto de Dobres, y discurre casi en su totalidad por la zona centrooriental del Principado de Asturias. Es un afluente por la derecha del río Sella. Cuenta con una presa construida a mediados del siglo XX, la de La Jocica, cuyas aguas embalsadas se emplean con fines hidroeléctricos. El río, que atraviesa el Valle de Angón, una zona de gran belleza paisajística, sirve de límite occidental de los Picos de Europa.
El nacimiento es en la Cordillera Cantábrica, en la zona del Puerto de Dobres Valdeón, por la confluencia de dos arroyos y que confluye con el río Sella en las afueras del pueblo Cangués de Tornin, aunque su desembocadura configura la frontera entre los concejos de Cangas de Onís y Amieva, tiene una longitud de unos 23 km.
La ausencia de grandes núcleos de población en su cuenca hace que sea aún un río limpio con aguas cristalinas , la calidad de sus aguas queda patente cuando vemos que todavía quedan martines pescadores, mirlos acuáticos y nutrias especies muy exigentes con el medio ambiente.

El mercado de Cangas de Onis

El "Mercau" de Cangas de Onís, pasa por ser uno de los más importantes de la comarca de los Picos de Europa. Como desde hace más de doscientos años, se sigue celebrando en Domingo, día donde en Cangas todo está abierto. A la oferta de productos textiles y de bazar se une una variada y abundante exhibición de productos típicos de la comarca de los Picos de Europa, que en su visita a nuestra ciudad se podrán adquirir a unos precios muy competitivos.
Productos traídos de los pueblos y majadas de la zona, que sus productores ofrecen personalmente. "Arbeyos" y "Fabes", verduras y frutas, huevos, avellanas, castañas y nueces. También podrá adquirir todo tipo de quesos y embutidos de la comarca, como el queso de Cabrales y "Gamoneu", y los embutidos elaborados con piezas de caza como jabalí y ciervo. Mantequillas, mermeladas, miel... junto con la oferta de ferretería, cestería, y otros productos artesanos, completan la oferta del "Mercau" de Cangas de Onís

La pequeña villa de Cangas de Onís es famosa por servir como entrada a visitas obligadas dentro del Principado, como la Cueva y los Lagos de  Covadonga, Ribadesella, Lastres o Colunga, pero ese es otro tema que continuaremos en nuestro siguiente Blog de los pueblos de  Asturias.

14 de febrero, día para celebrar el amor

El día de San Valentín es una celebración tradicional que ha sido asimilada por la Iglesia Católica Romana con la designación de San Valentín como patrón de los enamorados. Se hizo popular en muchos países, y en tiempos modernos especialmente en los anglosajones expandiéndose a otros lugares a partir del siglo XX principalmente el día en que las parejas de enamorados expresan su amor y cariño mutuamente. Se celebra el 14 de febrero, onomástico de san Valentín. En algunos países se conoce como día de los enamorados y en otros como el día del amor y la amistad.

 

Existen diversas leyendas acerca del origen de esta celebración, algunos creen que es una fiesta cristianizada del paganismo, ya que en la antigua Roma se realizaba la adoración al dios del amor, cuyo nombre griego era Eros y a quien los romanos llamaban Cupido. En esta celebración se pedían los favores del dios a través de regalos u ofrendas para conseguir así encontrar al enamorado ideal. Otros afirman que se debe gracias a San Valentín, un Romano que se convirtió en mártir por negar a renunciar su fé cristiana, y por intentar ayudar escapar a los cristianos de los cárceles de los romanos, y que murió el día 14 de febrero, 269 A.D.

Otra teoría, y quizá un poco más aceptada se remonta a la época del imperio Romano, que San Valentín era un sacerdote que, hacia el siglo III, ejercía en Roma. Gobernaba el emperador Claudio II, quien decidió prohibir la celebración de matrimonios para los jóvenes, porque en su opinión los solteros sin familia eran mejores soldados, ya que tenían menos ataduras.
El sacerdote consideró que el decreto era injusto y desafió al emperador. Celebraba en secreto matrimonios para jóvenes enamorados (de ahí se ha popularizado que San Valentín sea el patrón de los enamorados). El emperador Claudio II se enteró y como san Valentín gozaba de un gran prestigio en Roma, el emperador lo llamó al palacio. San Valentín aprovechó aquella ocasión para hacer proselitismo del cristianismo y nunca se retractó de sus creencias.
El emperador Claudio dio entonces orden de que encarcelasen a Valentín. Entonces, el oficial Asterius, encargado de encarcelarlo, quiso ridiculizar y poner a prueba a Valentín. Lo retó a que devolviese la vista a una hija suya, llamada Julia, que nació ciega. Valentín aceptó y, en nombre del Señor, le devolvió la vista.
Este hecho convulsionó a Asterius y su familia, quienes se convirtieron al cristianismo. De todas formas, Valentín siguió preso y el débil emperador Claudio finalmente ordenó que lo martirizaran y ejecutaran el 14 de febrero del año 270. San Valentín dejó una carta de despedida a la hija del carcelero de quien se había enamorado durante su encarcelamiento, y esta carta sería la primera carta de amor de San Valentín. Dejó al final de la misma su firma "De su Valentín", firma que se convirtiría en popular para las parejas que se envían tarjetas con frases de san valentín.
La joven Julia, agradecida al santo, plantó un almendro de flores rosadas junto a su tumba. De ahí que el almendro sea símbolo de amor y amistad duraderos.

Dos siglos después, las cosas eran muy distintas. La fe cristina se había convertido en la doctrina religiosa más importante de Europa y buscaba combatir las costumbres paganas que el pueblo mantenía. Fue entonces cuando el Papa Gelasio I revivió la figura del santo convirtiéndolo en el patrono de los enamorados. Esto fue una medida para desaparecer la popular fiesta romana dedicada a la fertilidad llamada Lupercalia, que se celebraba el 15 de febrero y en la que los jóvenes escogían una pareja con la que harían el amor libremente durante un año.
A lo largo de la Edad Media y con el auge del amor cortés, que es entendido como el precedente del código del romance con el que se relacionan las parejas actualmente, San Valentín se convirtió en una imagen cada vez más importante, principalmente en Francia e Inglaterra.

En el siglo 19 la costumbre del día de los enamorados emigró a América a través de Estados Unidos siendo una mujer la primera en ver en esta tradición una excelente oportunidad para hacer negocios. En 1847 Esther Howland comenzó con la venta de las “valentines”, las tarjetas de felicitación que conmemoran el día del amor y la amistad.

 

A partir de los ochentas, la festividad comenzó a expandir sus horizontes hacia regalos cada vez más sofisticados, partiendo de las flores y los chocolates hasta llegar a los adorables diamantes. Hoy en día, de acuerdo con la Greeting Card Association, cada año se venden cerca de un billón de tarjetas, las cuales son adquiridas en un 85 porciento por mujeres.
Aunque en 1969 el Vaticano retiró el 14 de febrero del calendario católico como la festividad oficial del santo Valentín, por considerar que se sabía demasiado poco de su vida y milagros, la realidad es que la popularidad del personaje ha aumentado con el paso de los años. Y es que el día de San Valentín ha dejado de ser una fecha religiosa para convertirse en un elemento fundamental de la cultura popular.

En algunos países como America Latina se considera el día del amor y la amistad.
En Verona la ciudad de Romeo y Julieta cada celebración de San Valentín se premia la carta más hermosa de las cartas que la gente envía a Julieta. Cada año reciben unas 8.000 cartas dirigidas al personaje creado por Shakesperare y todas son contestadas por el Club de Julieta un club formado por voluntarios que responden a las misivas enviadas
En Japón el día de San Valentín la costumbre dicta que las mujeres regalen chocolates a los hombres, no sólo al amado sino a compañeros de trabajo, amigos, familiares...Los hombres deben corresponder al detalle un mes más tarde en el día conocido como Día Blanco y el regalo de vuelta debe tener más valor que el recibido

Día de San Valentin, día de los enamorados , día del amor y de la amistad, como sea que lo podamos llamar, lo cierto es que hoy en día el 14 de febrero es una fecha señalada en el calendario de millones de parejas de todo el mundo. Un día para compartir regalos (materiales o no), para cuidar especialmente del amado y, en definitiva, un día para celebrar el amor


Feliz San Valentín