Blog hotel

Zona azul en Cangas de Onís


 Al final llego la zona azul  en el aparcamiento del Censu en Cangas de Onís. Tras años debatiendo si o no, la zona azul funcionará a partir del 1 de marzo hasta el 31  de octubre.

La zona azul estará operativa de lunes a viernes en horario de mañana de 9 a 14 horas y por las tardes de 16 a 18 horas; los sábados, domingos y festivos sólo funcionará en horario de mañanas.La primera hora de estacionamiento será gratuita y desde el minuto 31 al 120 se tarifará a 0,01 euros por minuto.Con esta medida se busca la rotación en el aparcamiento más céntrico que tiene Cangas de Onís, donde ahora hay vehículos estacionados días sin moverse de allí . ¿Qué os parece la nueva iniciativa?

Ahora toca bici

El fin de semana 8 de junio vuelve la Ciclourista a Cangas de Onís

El pistoletazo de salida es el sabado 9 a las 9:00H y el cierre de control a las 16:00H, desde Cangas de Onis, dirección Arriondas y desde aquí por la nacional 634 hasta Ribadesella Km. 23,5, a continuación se circula por la As-263 dirección Llanes hasta llegar a Celorio, Km. 46,8 de la prueba aqui se gira a la derecha Ctra LLN8 dirección Porrua, en Porrua estara ubicado el primer avituallamiento. Seguimos por esta carretera hasta Parres dirección Alto de la Tornería km. 58,8, es un puerto de 3,5 kms pero los dos y medio últimos con unos porcentajes de desnivel que alcanzan el 12%, luego un descenso largo de 9 Km. con curvas muy peligrosas hasta Huera de Mere, Km. 69, donde enlazamos con la carretera As-115, Alto de la Robellada Km. 75, (aquí está ubicado el segundo avituallamiento) giro derecha carretera As-114, descenso hasta Soto de Cangas Km. 90,9, cruce por la carretera As-262 hasta Covadonga Km. 98 y Lagos de Covadonga donde se da por finalizada la prueba, durante el recorrido se tendrán que superar 3 dificultades montañosas, siendo la ascensión a los Lagos de Covadonga la más exigente con sus 14 kilómetros de longitud y casi 1000 metros de desnivel en cuya meta se sitúa la meta de la prueba. El paisaje del que podrán disfrutar los cicloturistas y que será el broche final de la competición es una autentica maravilla.

Vuelve la Subida Internacional al Fito

Si te gusta la velocidad y el buen tiempo, este fin de semana la cita es en Arriondas, porque se celebra la 46 Edición de la Subida Internacional al Fito.


Esta competición es puntuable para el Campeonato de Europa, España y Asturias de Montaña 2017. Más de 130 pilotos preparados para esta espectacular carrera.

En el apartado europeo no faltará nadie; Simone Faggioli, Christian Merli, Macario Paride, Milos Benes, Andrés Vilariño, Fausto Bormolini, entre otros, estarán en Arriondas con sus barquetas.

El sábado 12 de mayo comenzarán los entrenamientos a las 11:00, por tanto a 10:00 se cerrará la carretera, a las 13:30 será la segunda tanda de entrenamientos y 16:00 la primera carrera.

El domingo 13 de Mayo habrá una subida de entrenamiento a las 9:00 y las carreras a las 11:00 y a las 13:30 horas

Los pilotos deberán llevar colocado el cinturón de seguridad, así como casco y Hans conforme a las normas aprobadas por la FIA, durante los entrenamientos o las mangas de carrera.

Los pilotos deberán obligatoriamente estar equipados con una vestimenta ignifuga (incluyendo mono, pasamontañas, guantes etc.)  homologados según las normas  FIA en vigor.

Durante el acto se destaca la seguridad de la que gozará la prueba. Este año asisten al Fito oficiales de la FIA cuya función específica será, precisamente, controlar la seguridad. Esto supone que si durante la carrera hay alguien del público malo colocado, la prueba se detendrá. Por esa razón, la organización reclama la colaboración de todos los asistentes, que se respeten las indicaciones de los organizadores y comisarios, siguiendo estas indicaciones solo queda decir a disfrutar de la subida sin peligro.

Caballos en Semana Santa

Si el descenso de las canoas en el mes de agosto es un acontecimiento conocido a nivel internacional,  las carreras de caballos que tiene lugar  Viernes y  Sábado Santo, es uno de los espectáculos de mayor plasticidad y belleza de cuantos se puedan disfrutar.

Dos veces al año la playa de Ribadesella se convierte en escenario de un espectáculo único de gran belleza plástica y con un poder de convocatoria difícil de igualar.

Todo empezó con una apuesta

En los años ochenta del siglo pasado varios riosellanos aficionados al mundo de la hípica cruzaban unas apuestas acerca de cuál de sus caballos sería el más veloz en un recorrido por la playa de Santa Marina, aprovechando las buenas mareas y la ausencia de bañistas en el arenal durante esa época del año.

Lo que inicialmente nació como una actividad propia de los amantes locales de la equitación fue evolucionando y aumentando en número y en calidad los caballos participantes, incorporándose a la competición cuadras procedentes de otros municipios asturianos y de otras comunidades autónomas, hasta convertirse en una prueba hípica de referencia en el norte de España.

El entorno en el que se celebran hacen de estas carreras de caballos unas de las más peculiares de nuestro país, ya que son muy pocas las pruebas hípicas en España que tienen como marco una playa tan espectacular como la playa de Santa Marina de Ribadesella, que al disponer de un paseo marítimo elevado sobre el arenal permite al público tener una perfecta visión de todo el recorrido.

Además la carrera se ha profesionalizado, pues tras años de ser una prueba exclusiva para que los aficionados mostrasen su destreza, ahora los jockeys son profesionales y los caballos auténticos pura sangre compitiendo el Viernes Santo en una prueba puntuable para el campeonato de España.

Este  viernes Santo, se ofrecerá al público asistente un espectáculo ecuestre en la zona final de la playa Santa Marina, que se iniciará a la finalización de las carreras. Este espectáculo, denominado Magos de la Equitación, de una hora de duración aproximada, será desarrollado por la prestigiosa escuela hípica El Centauro de Valladolid. El espectáculo está compuesto por una gran variedad de números de doma en libertad, vaquera, alta escuela, aires altos (elevadas, cabriolas, posadas, corbetas, balotadas), fuego (bonita coreografía montada por caballeros con capotes negros y sombreros de ala ancha, largas antorchas de fuego, todo ello al compás de bellas bailarinas), acrobacias a caballo, doma de fantasía (jacas a la grupa), trabajo a la amazona. Todo ello con la participación de 12 espectaculares caballos.

Sin lugar a dudas, este es un espectaculo que merece la pena de asistir!!!

Destino Rio Dobra, Olla de San Vicente

La olla de San Vicente es una poza natural formada por el río Dobra en el concejo de Amieva (Asturias) y que es famosa por el color verde esmeralda de sus aguas, con una profundidad que llega a los cinco metros.

El río Dobra nace en la vertiente leonesa de los Picos de Europa y termina su recorrido cediendo sus aguas al Sella. A pesar de que su recorrido es corto, permite distintas opciones para disfrutar de la naturaleza. En su cuenca más alta sólo es apto para la práctica del barranquismo, creando una garganta estrecha y escarpada. Pocos kilómetros antes de su llegada a Tornín, en Cangas de Onís, el río atraviesa parajes exuberantes de Amieva. En este último tramo el Dobra se apacigua, encuentra el terreno llano y abierto por el que nosostros emprenderemos la ruta a pie.

Se trata de un recorrido ideal para quienes no quieran dedicarle demasiadas horas a hacer una ruta pero quieran descubrir un lugar impresionante además de bastante poco conocido para quienes no son de la zona. Para llegar hasta allí habrá que coger la carretera N-625 en Cangas de Onís dirección a Riaño/ Puerto del Pontón; después de unos 7 Km, tras pasar la población de Tornín y justo antes de llegar al puente que cruza el río Dobra (está bien señalizado con un cartel que pone “Río Dobra“, pero debes prestar atención una vez te vayas aproximando), es necesario aparcar en una pequeña explanada que hay a mano izquiera al lado de un bar.


El recorrido parte desde allí mismo y transcurre por la ribera del río Dobra (afluente del Sella), en el concejo de Amieva. La duración es de aproximadamente 6 kilómetros (ida y vuelta), sin apenas desnivel y el recorrido es lineal, por lo que tendrás que regresar por el mismo sendero de ida.

Una vez llegues a la Hoya de San Vicente te encontrarás con una piscina natural de aguas cristalinas formada por una poza pequeña y otra bastante grande donde podrás disfrutar (¡si te atreves con ese agua tan helada!) de un buen chapuzón.
Además, en la parte superior hay una pradera bastante grande y llana donde poder disfrutar de una agradable comida o merienda y desde donde sacar unas fotos fantásticas de la hoya.

La ruta es perfecta para hacer prácticamente en cualquier época del año y no entraña ningún riesgo, por lo que es apta para hacer con niños. Eso sí, hay algunas zonas estrechas y resbaladizas, por lo que tendremos que prestarles atención.